La primera vez que visité el acueducto de S’Argamassa, en Santa Eulària, fue hace pocos años. Aunque estaba informado de su lamentable estado de conservación, contemplar semejante tropelía contra el patrimonio me hizo sentir indignación y vergüenza de ser ibicenco. En los tiempos de la Eivissa sin ley, cuando casi toda la costa aún era un paraje virgen, a alguien se le ocurrió la idea de construir un hotel en la orilla de la playa de S’Argamassa, junto al acueducto romano que discurre en perpendicular al mar.

El establecimiento no es que esté cerca, sino que parte de sus instalaciones literalmente se apoyan sobre esta infraestructura del siglo I después de Cristo y, cuanto más, se alejan un par de metros. Muchas habitaciones lo sobrevuelan hasta el punto de que se pueden comer pipas en su terraza y arrojar las cáscaras al interior del canalón romano de piedra.

El acueducto de S’Argamassa tiene unos 300 metros de largo y conforma, junto con las ruinas de un depósito impermeabilizado con yeso, los restos una antigua piscifactoría, según interpretan algunos historiadores. Es probable que aquí se produjeran filetes de pescado en salazón para su exportación y la popular salsa ‘garum’, un condimento romano que se elaboraba con restos y vísceras de pescado, aceite, vinagre y otros ingredientes.

Estamos,probablemente, ante el monumento más importante de época romana que posee Eivissa y un lugar idóneo para explicar este periodo de la historia pitiusa. A corta distancia, en Es Canal d’en Martí, también se hallan los restos de una factoría de tinte púrpura, que se producía con caracolas de mar.

Hace unos días, Pep Tur publicaba en Última Hora un amplio reportaje acerca del deficiente estado de conservación del monumento y su inminente restauración, que incluye la demolición de las instalaciones del hotel que se apoyan sobre el acueducto. La intervención, asimismo, ha permitido a los técnicos realizar un estudio a fondo, que seguro arrojará luz y dará o quitará razón a los historiadores. Con su resultado, el monumento será musealizado, conformando un nuevo atractivo turístico y cultural. Hay que felicitar por ello a la Conselleria de Cultura de Eivissa y al Ayuntamiento de Santa Eulària. Mejor tarde que nunca.

Una buena noticia que constituye una oportunidad para reivindicar un proyecto más ambicioso que unos simples carteles; la posibilidad de un espacio museístico que interprete el periodo romano de la historia de Eivissa y ofrezca información de todos los yacimientos y la historia pitiusa vinculada a esta etapa.

Por desgracia, este monumento no es el único tradicionalmente olvidado. Tenemos muchos ejemplos, dos de ellos muy significativos: El poblado fenicio de Sa Caleta (Siglo VIII a.C.), abandonado tras una verja oxidada pese a ser Patrimonio de la Humanidad, y SesFeixes, un sistema árabe de regadío por capilaridad único en el mundo. Ambos serían enclaves perfectos para explicar otros dos momentos esenciales de nuestro pasado: los tiempos fenicios y la etapa musulmana.

Existen numerosos lugares del mundo donde, con el argumento de ruinas menos importantes, se han erigido impactantes centros de interpretación que se constituyen en potentes atractivos turísticos, visitados todo el año. Resulta inexplicable que en Eivissa seamos incapaces de sacarle mayor partido a nuestro patrimonio.

Artículo publicado en el diario Última Hora Ibiza

4 Responses to “Abandonar el patrimonio”

  1. Gracias Xescu por tu interesantísima información.
    A más a más decir por ser muy muy precisos , que el acueducto es de origen púnico o anterior. Es probablemente el acueducto más antiguo del mundo en pie, todavía.
    Es cannar y su enclave eran un todo junto con Sargamassa y Sargentera que está al lado . Son tantas las explicaciones existentes publicadas en alemán , inglés. Y tantos los expertos que han pedido por activa por pasiva por enésima vez que estudiasen ese entorno que entre otras cosas creó la primera ceca- creación moneda ibicenca en sargentera que desembocaba sus restos en la cala pada ,que seria largo de incorporar.
    Gracias por tu interés por tu seguimiento y porque poco a poco se va valorando la Cultura, que nos hace menos pastueños.

    Responder

  2. Es tan cierto lo que comentas Xescu, que era una de las razones por las que el desinterés del enclave de S’Argamassa era más inexplicable.
    Por cierto, los arqueólogos de fiera de la isla asocian como unidad de objetivo industrial ; es Cannar con los mures, – caracoles de los que se sacificaban infinidad de animalitos para extraer una ínfima cantidad de púrpura , por lo que la púrpura real, era un lujo sólo usado por reyes y emperadores o poderosos económicamente hablando.
    Jjunto con las minas de Sargentera -muy cerca de sargamassa – que se obtenía plomo y plata en menos cantidad que limpiaba sus minas en cala Pada se puede y existen estudios de esta zona industrial de vivos y esclavos de ibiza , que no ocupaban hipogeos en su muerte pero que hicieron progresar la civilización insular. La primera ceca de monedas de ibiza se hizo en sargentera. , a menos de cien metros del nacimiento del acueducto de Sargamassa. sargentera es un BIC desde hace unos años, es púnico romano y un lugar extraordinario.
    Ibiza es extraordinaria.

    Responder

    • Hola: Gracias por tus comentarios. Es muy importante poner en valor el pasado y constituye uno de los mayores retos que la sociedad pitiusa tiene por delante. Aún estamos a tiempo! Saludos cordiales y feliz 2014

      Responder

Déjanos tu comentario